Semillas superpoderosas

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Un pañado lleno de vitaminas y minerales; esa sería la mejor forma de resumir a en una frase los beneficios que pueden llegas a tener las semillas para la salud de una persona. la razon es que estás son, nada más y nada menos, que el origen de la nutrición. Al producirlas, las plantas plantas las llenan de todo tipo de sustancias “milagrosas”: vitaminas, minerales, aceites y enzimas que el organismo puede absorber y aprovechar al máximo al consumirlas crudas.

De chía, de amapola, de ajonjolí.. ¡hasta las de calabaza! Mejor dicho, hay opciones para todos los gustos. Por esto hoy te traemos una selección de esas pequeñitas que deberías tener siempre al alcance de tu mano. Toma nota, porque mejor snack, imposible.

Ajonjolí

Estas diminutas semillas por onza tienen alrededor de 4.7 gr de proteína, lo cual es bastante teniendo en cuenta que un huevo tiene alrededor de 7 gramos. Son particularmente beneficiosas para optimizar el metabolismo de los alimentos y fortalecer el sistema inmunológico; Además, contienen un mayor número de fitoesteroles en comparación con todas las otras semillas y nueces. Los fitoesteroles son compuestos que se encuentran naturalmente en las plantas, los cuales ayudan a inhibir la absorción del colesterol en la dieta. Estos también reducen el riesgo de desarrollar ciertos tipos de cáncer. Al añadirse en ensaladas, sopas, panes, pastas o arroces garantizan un toque insospechado de crocancia.

Amapola

Son una fuente importante de calcio, hierro, vitamina A y todo tipo de antioxidantes, por lo que contribuyen a la salud de la piel y el cabello. También se recomiendan en casos de alteraciones nerviosas, ya que si se consumen en infusión poseen propiedades relajantes. Dos cucharadas contienen alrededor de 3,7 gr de fibra, es decir 14% de la ingesta diaria recomendada para una persona. Aunque es muy común incorporarlas en productos de panadería, también es posible consumirlas en ensaladas, batidos y cereales.

Linaza

Esta es una de las semillas más funcionales para los malestares estomacales y esa fama la tienen desde hace un par de siglos. Poseen componentes como el ácido alfa-linoléico, los lignanos y la fibra dietética; los tres son ideales paraa combatir la hinchazón, la inflamación y el estreñimiento. Una cucharada de semillas de linaza contiene la misma fibra que una taza de salvado de avena. Puedes consumirlas enteras, remojadas en agua y añadiéndolas a batidos o comprar la linaza molida (en polvo), presentación ideal para incorporarlas en panes, arepas, pancakes, muffins y todo tipo de pastelería saludable.

Calabaza

Seguramente has escuchado que cuando el PH del cuerpo esta ácido, es indispensable reducir esos niveles de acidez y alcalinizar el organismo. ¿Cómo? hay muchas fórmulas y métodos; consumir semillas de calabaza es una de ellas. También son una buena fuente de magnesio, zinc, vitamina B y triptófano, por lo que se recomiendan especialmente en casos de depresión. Puedes comerlas como merienda, tostadas o añadirlas a sopas, ensaladas, panes y arepas.

Chía.

Últimamente son la panacea de las semillas. Todos quieren incluirla en su alimentación diaria y no es para menos. Las semillas de chía son esos alimentos ancestrales que, consumidas de la manera correcta, le garantizan salud al cuerpo. Son altísimos en fibra, proteína, vitaminas y minerales, ayudan a reducir los dolores articulares y su consumo regular contribuye a combatir la diabetes. Al sumergirse en agua, se convierten en una especie de gelatina que puede mezclarse con el yogur griego, las sopas o los smoothies. Una cucharada contiene dos veces más proteína que los frijoles, tres veces más hierro que la espinaca y seis veces más calcio que un vaso de leche.

Cáñamo.

¿sabías que las semillas de cáñamo pertenecen a la familia del Cannabis?. No obstante, aunque pertenecen a este grupo de plantas contienen poca cantidad de THC, la sustancia que genera todos los efectos alucinógenos. Dentro de sus múltiples beneficios, las semillas de cáñamo aportan ácido omega 3 y 6, y proteína fácilmente digerible (25% de sus calorías provienen de la proteína); ademas son saciantes, ayudan a disminuir los niveles de colesterol malo en la sangre y contribuyen a la pérdida de peso a largo plazo. No tienen un sabor particularmente fuerte, por lo que son perfectas para añadir a batidos, ensaladas, a la avena del desayuno o panes.

 

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.

Author Info

Dra Mariana Mojica

Médico universidad de la sabana

No hay comentarios

Agregar un comentario