fbpx

El triple enfoque del sobrepeso: Salud, Autoestima y Belleza

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Las emociones y la belleza están íntimamente relacionadas; sentirnos bien nos hace lucir bien. Por esto cuando se decide quitarse varios kilos de más, se debe reafirmar tanto su autoestima como su piel mientras adelgaza.

El sobrepeso no impide, por supuesto, que uno sea sexy y atractiva/o. Pero vivimos en un contexto social que “castiga” al que no responde al paradigma actual de belleza. Entonces, uno puede sentirse con menos probabilidades de lograr sus sueños, una pareja o un buen trabajo, por su sobrepeso. Al mismo tiempo, otros utilizan sus kilos de más como escudo para defenderse de una realidad que no pueden enfrentar.

La obesidad no es en sí un trastorno de la alimentación, sino un síntoma de sobrealimentación crónica, que suele tener una causa emocional subyacente. En el paciente obeso se presentan comúnmente problemas en el área afectiva y cognitiva, como baja autoestima y autoimagen, especialmente en lo referente al propio esquema corporal (representación psíquica consciente e inconsciente del propio cuerpo).

Habitualmente, las personas con mucho sobrepeso tienen una deteriorada imagen de sí mismos y de su cuerpo, y bajas expectativas de autoeficacia y logro. Además, en su mayoría, vienen de tratamientos que han fracasado o han tenido solo éxitos parciales, por lo cual el sentimiento de frustración es importante a la hora de lograr lo que llamamos adhesión al tratamiento.

La consulta semanal con un profesional que sepa contener las necesidades emocionales de sus pacientes, que ofrezca seguridad y no convierta el plan de descenso de peso en una tortura suelen ser claves para que haya mayor probabilidad de éxito. Lo ideal es facilitarle al paciente la expresión y la catarsis de sus conflictos y revisarlos juntos.

Los grupos también pueden ser una gran ayuda ya que permiten compartir experiencias, comprometerse frente a otras personas, y sentirse útil colaborando en un plan común, además de relacionarse con gente que tiene intereses comunes. Pero no se adaptan a todo tipo de personalidad ni circunstancias, la mayoría prefiere un tratamiento personalizado.

Lo ideal al comenzar un tratamiento de descenso de peso corporal es, simultáneamente, evitar la flaccidez de la piel, ya que la pérdida de grasa le quita sostén a la misma. Hacerlo a posteriori nos llevaría más tiempo. Para ello, el uso de la Bioterapia y la radiofrecuencia son las elecciones de oro. La actividad física es un elemento importante a la hora de “quemar grasas” y fortalecer los músculos lo que también favorece que el cuerpo se moldee; pero no combate la flaccidez de la piel. No debemos confundir flaccidez de la piel con flaccidez muscular.

Una técnica mínimamente invasiva y muy recomendable para reafirmar la piel del rostro y terminar con el temor de que “se caiga la cara” al adelgazar es el mesolifting facial. Consiste en aplicar en el rostro sustancias que hemos perdido por el paso del tiempo, como colágeno, elastina, ácido hialurónico. Todas estas sustancias mantienen la lozanía de la piel, por lo tanto al perderlas ésta se vuelve opaca y sin vida. Con una sesión se notan ya cambios en la textura, en la hidratación y en el brillo. Es una técnica que tiene por objetivo revitalizar, hidratar y rejuvenecer el rostro dándole una apariencia más fresca y juvenil.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.

Author Info

Dra Mariana Mojica

Médico universidad de la sabana

No hay comentarios

Agregar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.