Ejercicio después del embarazo.

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Nuestro cuerpo es increíble. Durante nueve meses has enfocado toda tu energía en la creación de otro ser humano, y finalmente lo lograste. ¡Felicitaciones! Pero incluso si te cuidaste durante el proceso, es probable que hayas ganado algo de peso no deseado.

Cuando se trata de la recuperación de tu figura, hacer ejercicio es esencial. Pero saber cuándo hacer ejercicio, qué esperar y cómo mantenerse alejado de la tentación es aún más importante. Aquí hay ocho útiles normas para después del embarazo:

  1. Completamente recuperada. No es recomendable trabajar sino hasta seis semanas después del parto. Esa es una recomendación estándar, lo que tal vez incluso más si has tenido una cesárea. Trabajar demasiado pronto en realidad puede hacer que tu período de recuperación sea más largo y pesado; puedes causarte daños a largo plazo a los músculos del estómago; y, si estás amamantando, afectara la producción de leche.  En lugar de la caminadora hasta el agotamiento, ve en un paseo familiar. Sólo 30 minutos al día de un paseo de aire fresco demostraras que aumenta tu capacidad cardiorrespiratoria, disminuyes la grasa corporal y reduces la depresión.
  1. Sí a la proteína. Trata de usar polvos de proteína que no incluyan edulcorantes artificiales o rellenos y tómala una vez al día. Ten presente siempre consultar a tu médico para el consumo de alguna proteína.
  1. Deja la comida chatarra. Renunciar a la comida basura puede ser una lucha, especialmente para una nueva mamá. El agotamiento probablemente debilitará tu fuerza de voluntad, y las comidas que te traiga la gente como regalos podrían no ser la opción más saludable. Contrarrestar los platos de lasaña, dedos pollo, queso al horno y cámbialos por frutas frescas y proteína magra. Prepara aperitivos fáciles de agarrar, como barras de proteínas caseras y verduras en rodajas.
  1. Amamanta para acelerar la pérdida de peso.

No sólo vas a amamantar, vas asegurarte de que estás pasando los nutrientes de los alimentos integrales a tu bebé, sino que también le ayudarás a perder el peso que ganaste. Puede quemar hasta 500 calorías por día sólo por la lactancia materna! También ayuda a que tu útero se contraiga, lo que ayudará a que tu estómago se aplane más rápido durante las primeras dos semanas. La lactancia materna puede ser difícil al principio pero vale la pena por tu bebé y por tu figura.

  1. Una vez lista para el ejercicio, ejercítate con fuerza. No cuentes con consistencia. Una vez que obtengas la autorización para ejercitarte, es poco probable que todavía tengas una hora para dedicar a la escaladora. Podría ser difícil entrar en un horario regular durante el primer par de meses cuando el bebé todavía no dormirá toda la noche, y la mayoría de las guarderías gimnasio no tendrán los bebés hasta que tengan al menos 6 meses de edad. Así que apresúrate en tu viaje al gimnasio cada vez que puedas, y se creativa con los entrenamientos en casa.
  1. Celebra tus Pequeñas victorias.

Puede sentirte incómoda ahora o tres meses a partir de ahora, pero siempre vas a tener un punto de partida. Cuanto antes comiences, más pronto podrá dejar de sentirte cohibida. Trata de recordarte a ti misma que me siento mejor cuando hago ejercicio. Construye tu confianza, esto te puede hacer más feliz, y por lo general te lleva a tomar decisiones nutricionales más inteligentes. Tus entrenamientos podrían no comenzar intensamente como lo eran antes del embarazo, pero eventualmente volverás a ese punto y debes estar orgullosa de tu progreso a lo largo del camino.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.

Author Info

Dra Mariana Mojica

Médico universidad de la sabana

No hay comentarios

Agregar un comentario